¿Cada cuánto debería hacer un examen financiero?

Hacer un examen financiero a mitad de año en áreas claves como presupuesto, puntaje de crédito, ahorros para la jubilación y seguro de vida, le permitirá hacer los ajustes necesarios para mantener sus objetivos financieros anuales. Analizamos algunos aspectos importantes del examen financiero.

Haga su propio análisis del presupuesto

¿Cambió su presupuesto? Evalúe sus hábitos de gastos y modifique sus objetivos si es necesario. Si recibió un aumento o tiene un trabajo nuevo, es posible que pueda ahorrar más cada mes. Si aún no tiene un presupuesto, haga uno, con el examen financiero a mitad de año todavía tiene 6 meses para lograr un cambio.

Optimice sus beneficios impositivos

¿Está aprovechando las oportunidades de disminuir su renta imponible al pagar una cuenta de jubilación con ventajas impositivas? ¿Está maximizando los aportes a su plan de jubilación? Por ejemplo, supongamos que pudo contribuir $19,000 antes de impuestos a su 401(k) o 403(b) en 2019. Quienes tienen más de 50 años de edad pueden hacer aportes de actualización de $6,000, lo que aumenta su total en 2019 a $25,000.

Controle sus inversiones

Si bien puede ser una buena opción dejar a un lado sus inversiones, también es una buena idea revisar su cartera de valores una vez al año. Tenga en cuenta sus objetivos financieros y evalúe el nivel de riesgos en comparación con el rendimiento del mercado del corriente año y haga las modificaciones pertinentes para que sus objetivos financieros sigan por buen camino.

Revise su cobertura de seguro

¿Sus límites de responsabilidad siguen siendo lo suficientemente elevados para proteger su patrimonio? Si ha hecho mejoras o remodelaciones en el hogar, evalúe si su póliza es lo suficientemente elevada para cubrir su hogar y sus pertenencias si es necesario.

Evalúe su deuda

Revise los saldos de sus tarjetas de crédito y otros préstamos. ¿Su saldo se incrementa? Tal vez deba hacer algunas reformas en su presupuesto o considerar hacer un refinanciamiento para disminuir las tasas de interés.

Planificación patrimonial

Los testamentos y planes de sucesión solo deben revisarse aproximadamente cada 5 años, pero intente hacerlo como parte de su examen financiero a mitad de año si ocurrió algún evento de cambio de vida, como casamiento, divorcio, nacimiento o fallecimiento. Sería una buena oportunidad para revisar las designaciones de beneficiarios de su seguro de vida y cuenta de jubilación a fin de garantizar que estén en línea con su plan de sucesión.

Hacer un examen financiero a mitad de año puede parecer complicado, pero le ayudará a proteger a sus seres queridos, a usted mismo y todo lo que tanto trabajo le costó.

¿Le interesa conocer maneras de invertir?

Temas relacionados

8 pasos para simplificar las finanzas  (Article)

Conozca ocho maneras sencillas de administrar sus finanzas con menos estrés.

Crear una reserva de ahorros  (Article)

Un colchón financiero puede darle tranquilidad en el futuro.

Establezca buenos hábitos financieros  (Article)

Al adoptar prácticas de administración de dinero inteligentes, estará encaminado para disfrutar de un futuro financiero sólido.

La importancia de un presupuesto  (Article)

Conozca cómo elaborar un presupuesto sensible que se ajuste a sus necesidades.

La información provista no constituye asesoramiento legal, impositivo o financiero. BB&T espera que esta información le haya resultado útil pero no puede garantizar que sea precisa, actualizada o apropiada para su situación particular. Se proporcionan calculadoras financieras para ayudarle a estimar los costos aproximados asociados con cualquier actividad bancaria. Sus costos reales pueden variar. Debe consultar con un abogado o un asesor financiero calificados para entender cómo se aplica la ley a su situación económica particular o para obtener información financiera específica de su situación personal o comercial.

Branch Banking and Trust Company es Miembro de FDIC.