¡Preparémonos para cultivar! Los 4 pasos para que cultive sus propios alimentos

Ahorre dinero, coma más saludablemente, alivie el estrés y siéntase bien; no hay mucho en la vida que sea más reconfortante que el proceso sencillo de cultivar uno mismo las frutas o verduras.

Cultivar ofrece todo tipo de beneficios, y no necesita tener un patio gigantesco para obtener resultados excelentes. Si alguna vez quiso darle una oportunidad a su perfil de jardinero con productos frescos, aquí le ofrecemos cuatro pasos para que cultive usted mismo sus alimentos.

Paso 1: Decida dónde va a plantar

Tenga en cuenta el espacio: si vive en un condominio o en una casa adosada, o sencillamente tiene menos espacio en el patio y exposición al sol limitada, el jardín en macetas es una excelente alternativa a la plantación directa en el suelo. Según lo que vaya a plantar, los jardines en macetas pueden ubicarse en interiores exclusivamente, en un patio o en un jardín pequeño.

Aunque, incluso si tiene una ventana donde da el sol, hay plantas que requieren mucha luz solar, como los tomates, y no crecerían bien adentro. Pero las hierbas y las verduras más pequeñas como la albahaca, la lavanda, el perejil, el cilantro, los pimientos, la cebolleta o la lechuga pueden crecer perfectamente.

Si tiene espacio y luz solar suficientes en el patio, es posible que quiera considerar la idea de armar un cantero elevado, que ofrece espacio para volúmenes mayores y variedad. Las plantas que desarrollan enredaderas, como los calabacines y los pepinos, normalmente necesitan un cantero elevado.

¿Otros beneficios de un cantero elevado? No tiene que preocuparse demasiado por el drenaje o la acumulación excesiva de agua (las macetas pueden acumular demasiada agua fácilmente), y aunque tiene que agregar tierra y fertilizante, el cantero elevado se beneficia del suelo natural que está abajo. 

Consejo profesional: al escoger un lugar para el cantero, tenga en cuenta cuánto sol llega allí. Diferentes plantas necesitan diferentes cantidades de luz (los tomates necesitan mucha mientras que la lechuga y las hierbas necesitan un poco de luz solar y un poco de sombra).  Recuerde que el mejor horario para que los cultivos reciban la luz del sol normalmente es entre las 10 a. m. y las 2 p. m.

Paso 2: Decida qué va a plantar

Al decidir qué plantar, empiece por conocer su "zona". Busque en Internet-según el lugar donde viva, su zona determinará qué dará mejores resultados en su área así como los mejores momentos del año para plantar. (Si está en el noreste, por ejemplo, no plantará las mismas cosas al mismo tiempo en que lo hace alguien que vive en Florida).

Ciertas plantas como el repollo rizado, los rabanitos, los repollitos de Bruselas, el brócoli y las remolachas, resisten más las heladas y dependen menos de la zona.

Consejo profesional: ¿qué le gusta comer? ¿Qué usará con mayor frecuencia? Si se va a tomar el tiempo de cultivar sus propios alimentos, pero no es muy amante de los tomates o del eneldo, ¡no los plante!

Paso 3: Escoja un método para cultivar

Cuando cultiva sus propios alimentos, podría comenzar con semillas o "trasplantes" de plantas.

Comenzar con las semillas cuesta menos, pero requiere de mayor tiempo (y mucho cuidado). Son más delicadas que los plantines (también conocidos como trasplantes), que ya han superado las priemras etapas de crecimiento. Los trasplantes son más costosos, pero también más establecidos; y no tendrá que esperar tanto tiempo para ver su primera producción.

Algunas plantas son más fuertes y sanas por naturaleza que las semillas, tendrá más suerte con la lechuga, el quimbombó o el maíz. Los tomates, por el contrario, pueden ser más complicados, y es posible que tenga mejores resultados si comienza con trasplantes en este caso.

Consejo profesional: si vive en una zona en que los tiempos entre heladas son más breves, no comience con plantas de toda la temporada desde la semilla. Comience con un trasplante porque tendrá una cantidad de tiempo limitada.

Paso 4: Hágalo crecer (con agua, fertilizante y control de malezas y pestes)

Una vez que terminó con la plantación, mantener un buen programa de riesgo es la regla n.° 1. Regar cuando está fresco es mejor que hacerlo cuando el sol está en su punto máximo porque de esta manera pierde menos agua por la evaporación. Regar cuando hace mucho calor también conlleva el riesgo de "quemar" las hojas de las plantas. Diferentes plantas necesitan diferentes cantidades de agua, así que investigue un poco para conocer sus plantas.

Agregará fertilizante cuando plante la primera vez, pero agregar fertilizante de manera continua puede ayudar a reponer los nutrientes que las plantas pierden con el tiempo, al igual que repone las vitaminas en su cuerpo. La mayoría de las plantas se beneficiarán con el fertilizante adicional cada tres a cuatro semanas (incluso las plantas que están adentro).

Las malezas pueden sembrar el caos en un cantero elevado y finalmente matar las plantas. Asegúrese de quitar las malezas regularmente de los jardines exteriores para darle la oportunidad de crecer a sus cultivos.

Cuando cultiva sus propios alimentos, las pestes también son algo inevitable, en especial cuando se trata de los canteros elevados. Es posible que no solo tenga que enfrentar insectos, su jardín puede atraer conejos, ciervos y pájaros. Al igual que las plantas, cada peste es diferente. Las cercas le ayudarán a mantener fuera a los conejos y los ciervos, mientras que unas redes pueden mantener alejados a los pájaros. En el caso de los insectos, puede comprar pesticidas de venta libre, pero recuerde que el objetivo es comer lo que cultive (así que no utilice algo con lo que no se sentirá cómodo si lo consume).

Consejo profesional: las caléndulas repelen todo tipo de insectos. También puede elaborar usted mismo repelentes de insectos naturales. Por ejemplo, una combinación de agua, vinagre, ajo y polvo de chili es una buena alternativa natural que puede esparcir una o dos veces por semana en cualquier planta ya sea que esté adentro o afuera.

Después de todo, una jardinería exitosa se trata de prueba y error. Sepa que no siempre tendrá éxito con su primera prueba y es posible que descubra que le va mejor con ciertas verduras que otras. Pero ahora sabe cómo hacerlo, así que salga y ponga a prueba su perfil de jardinero.

Siga así. Cada vez sabe más sobre la compra de una vivienda.

Temas relacionados

5 maneras en que realmente puede ganar dinero con la limpieza de primavera  (Article)

Despojarse de lo que ya no usa puede convertirse en una búsqueda del tesoro de la vida real si sabe cómo monetizarlo.

6 motivos inteligentes para aprovechar el valor neto de su vivienda  (Article)

Solicitar un préstamo contra el valor neto de su casa puede ser un salvavidas. Aquí le ayudamos a saber si es adecuado para usted.

¿Qué necesito para solicitar una línea de crédito sobre el valor neto de la vivienda?  (Article)

La solicitud de una línea de crédito sobre el valor neto de la vivienda (HELOC) es un proceso muy parecido a la solicitud de una hipoteca, con un par de pasos menos.

Los préstamos, líneas de crédito y tarjetas de crédito están sujetos a aprobación de crédito.

Todos los profesionales hipotecarios de BB&T están inscritos en el Sistema y registro nacional de licencias para hipotecas (NMLS), que promueve la uniformidad y la transparencia en la industria de inmuebles residenciales. Consulte el registro del NMLS.

Branch Banking and Trust Company es Miembro de FDIC.