¿Debería pedir un préstamo de mi plan de jubilación?

Tomar dinero prestado de sus ahorros es una manera de tener acceso a fondos, pero tiene que saber que hay consecuencias impositivas y relacionadas con los aportes del plan.

Piense en las ventajas y desventajas

Es posible que su empleador le haya ofrecido la opción de pedir un préstamo de sus ahorros en el plan de jubilación laboral. Si bien su cuenta está más bien pensada para ser una reserva de ahorros que una alcancía, es bueno tener la posibilidad de poder acceder a los fondos antes de la jubilación si tiene que hacerlo.

Sin embargo, tiene que recordar el impacto que puede llegar a tener un préstamo sobre sus aportes futuros, ganancias de inversión e impuestos. Cuando haya evaluado los detalles del préstamo del plan de jubilación, podrá tomar una buena decisión cuando tenga la tentación de tomar el dinero.

¿Cómo funciona un préstamo del plan de jubilación?

Antes que nada, tiene que saber que los planes difieren en la forma en que se administran los préstamos, y que todos los planes deben seguir ciertas normas federales. Hable con su empleador para comprender las normas específicas sobre préstamos en relación con su plan.

Cuando pide un préstamo de su plan, está sacando dinero que ya ha ahorrado. No está pidiendo un préstamo a su empleador o prestamista.

Supongamos que tiene $40,000 en su cuenta y determinó que necesita $10,000 en efectivo. Puede pedir un préstamo de $10,000 de sus ahorros, de modo que le quedarían $30,000 en su plan. Recibe un cheque por $10,000 que puede usar para lo que quiera.

¿Qué préstamo puedo solicitar?

El monto del préstamo disponible para usted será determinado tanto por las reglas federales como por las individuales del plan. Por lo general, el monto máximo disponible es $50,000 o la mitad del saldo de su plan de jubilación adjudicado, cualquiera que sea el monto menor.

¿Cómo hago para pagar el préstamo?

Cuando pide un préstamo también asume el compromiso de pagarlo. Acuerda un plazo y el monto mensual de pago, que incluye intereses, que se descontará de su cheque de sueldo. El monto descontado es después de los impuestos, de modo que esos aportes en particular ya no formarán parte de su beneficio de impuesto diferido.

¿Cuáles son las desventajas de tomar dinero prestado?

Debería saber que hay varios motivos para no tomar dinero prestado de su plan de jubilación a menos que lo necesite de verdad.

  1. Si deja de trabajar con su empleador, es posible que le pidan que pague su préstamo completo en un plazo de 60 días. Y estos elevados montos pendientes pueden resultar difíciles de pagar. Si no puede hacerlo, se puede considerar una distribución. En ese caso, quedará sujeto a pagar los impuestos correspondientes al saldo pendiente de su préstamo y también una multa del 10% si es menor de 59 ½ años.
  2. El interés que pague se gravará dos veces: primero, cuando cobre su cheque de sueldo y posteriormente durante la jubilación, cuando se grave por el mismo monto de sus aportes pretributarios.
  3. Es difícil seguir aportando en su plan cuando ya está deduciendo su salario para volver a pagar el préstamo. Suspender los aportes del plan podrían hacerle perder dinero si su empleador le ofreciera aportes. Además, interrumpe el beneficio potencial del costo promedio del dólar, una técnica de inversión que comúnmente es inteligente en materia de planes de jubilación. Estos dos factores podrían retrasar sus objetivos de jubilación.

¿Existe un buen motivo para pedir dinero prestado?

Si toma dinero prestado del plan, no hay verificación crediticia, y no le paga intereses a nadie. Además, las tasas de intereses para los préstamos del plan son relativamente bajas y, en general, menos agobiantes que los demás tipos de créditos.

El proceso para tomar dinero prestado de su plan de jubilación es simple y su cheque no demora en llegar. Por este motivo, es una de las maneras más sencillas de tener acceso a dinero en efectivo. Si tiene un objetivo financiero que requiere dinero en efectivo, como saldar una deuda grande o comenzar un negocio, tomar dinero prestado de su plan puede ser una opción razonable. Solo tiene que recordar que tomar dinero prestado debería ser un último recurso.

Conclusión

Si piensa tomar dinero prestado de su plan de jubilación, recuerde los riesgos que esto conlleva y las repercusiones impositivas. Un préstamo del plan de jubilación debería ser su último recurso para tener acceso a dinero en efectivo y debería buscar otras opciones. BB&T ofrece préstamos hipotecarios, personales y para automóviles, así como también líneas de crédito, que podrían satisfacer mejor sus necesidades inmediatas y ayudarle a mantener intactos sus ahorros.

¿Está listo para tener más información acerca de los planes de jubilación laborales?

Contáctenos

Si su plan de jubilación es con BB&T, puede consultar si su plan ofrece un préstamo al visitar PlanTrac® o al llamarnos al 800-228-8076.

  • 1

    Pueden aplicarse cargos de administración del préstamo.

Los servicios bancarios tradicionales se proporcionan a través de Branch Banking and Trust Company, Miembro de FDIC.

Solo los productos de depósito están asegurados por la FDIC.

La información proporcionada no debe considerarse como consejo de tipo impositivo o legal. Consulte con su asesor impositivo y/o su abogado sobre sus circunstancias individuales.

Las soluciones de inversión son proporcionadas por BB&T Investments, una división de BB&T Securities, LLC (opens in a new tab) miembro de FINRA (opens in a new tab)/SIPC (opens in a new tab). BB&T Securities, LLC es una filial no bancaria de plena propiedad de BB&T Corporation. Las anualidades y los productos de seguros o valores vendidos, ofrecidos o recomendados por BB&T Investments no son depósitos, no están asegurados por la FDIC, no tienen garantía de ningún banco ni de ninguna agencia federal del gobierno, y pueden perder valor.

Branch Banking and Trust Company es Miembro de FDIC.