Cómo salir de una deuda

Para muchas personas, usar crédito es una parte normal del manejo de sus finanzas. Para otras, recurrir al crédito puede conducir a un gasto descontrolado, provocar ansiedad, situaciones desagradables o incluso la quiebra. Si quiere (o necesita) disminuir su deuda, le ofrecemos algunas ideas que pueden ayudarle.

Desarrolle una estrategia general de toma de deuda

Pida prestado dinero para cosas que proporcionen un beneficio duradero y a largo plazo. Solicitar un préstamo para pagar la universidad es bueno, mientras que cargar a su tarjeta de crédito otras extravagantes vacaciones probablemente no justifique tener una deuda.

Tarjetas de crédito

Decida una estrategia de tarjeta de crédito . Recuerde que cada vez que carga algo a una tarjeta de crédito, tiene que pagar por ello. No compre cosas que no puede pagar. Trate de pagar el saldo completo todos los meses para evitar los cargos de financiamiento, y efectúe los pagos a tiempo para evitar cualquier cargo por retraso.

Elija una tarjeta de crédito que ofrezca la combinación correcta de cargos, tasas y beneficios. Si usted paga todas las facturas de tarjetas de crédito por completo y no incurre en cargos de financiamiento, puede estar bien tener una tarjeta que tenga una alta tasa de interés pero que ofrezca recompensas por usarla (como viajes aéreos o reembolso de dinero) o que no tenga un cargo anual. Si arrastra saldos pendientes y abona cargos de financiamiento, la tasa de interés que paga se vuelve más importante.

Si las tarjetas de crédito son demasiado tentadoras, deshágase de ellas. Usar cheques o una tarjeta de puede eliminar el riesgo de comprar cosas cuando no tiene dinero en su cuenta para pagar por ellas. El dinero en efectivo también funciona.

Hipotecas

¿Sabía usted?

Recuerde que cada vez que compra algo con tarjeta de crédito, tiene que pagarlo.

Si está pensando en comprar una nueva vivienda, primero identifique el tipo de hipoteca que se adecúa a su conducta. Si piensa vender su casa pronto, quizás desee una hipoteca de tasa ajustable (ARM) con una tasa de interés potencialmente más baja. Si piensa quedarse en la vivienda o no puede pagar un aumento en los pagos en caso de que suban las tasas de interés, considere una opción a largo plazo como una hipoteca de tasa fija.

También podría considerar cambiarse a una hipoteca de plazo más corto. Según como se den los números, quizás pueda mantener estables sus pagos mensuales y cambiar de una hipoteca de 30 años a una de 15. Se liberará de la deuda mucho antes.

Evalúe las tasas

Elimine el crédito de alto costo. Determine si puede convertir el crédito con tasas de interés altas en otro tipo de crédito con tasas más bajas. Si está pagando tasas de interés altas en saldos de tarjetas de crédito, busque una tarjeta con tasas de interés más bajas, pero tenga cuidado con las tasas iniciales reducidas. Si su vivienda tiene valor neto, piense en un préstamo sobre el valor neto de la vivienda o línea de crédito sobre el valor neto de la vivienda.

Dónde pedir ayuda

¿Qué sucede si no puede pagar sus facturas? Es entonces cuando debe buscar ayuda. En primer lugar, no incurra en ninguna otra deuda. Deje de usar o destruya sus tarjetas de crédito. Luego, póngase en contacto con sus acreedores para elaborar un cronograma de pagos. Explíqueles su situación y hágales saber que desea pagar lo que debe. Es posible que puedan ayudarlo. Si no es así, al menos lo intentó.

No haga que rechacen sus cheques. En algunos estados, emitir un cheque sin fondos es una falta peor que no pagar su deuda. Además, podrían cobrarle por el cheque sin fondos. Un cheque sin fondos lo hará quedar realmente mal frente a los acreedores.

Pida ayuda a un asesor de crédito si la necesita. Hay varias organizaciones sin fines de lucro que ayudan al consumidor cuando todo lo demás falla. La Comisión Federal de Comercio ofrece al consumidor algunos aspectos a tener en cuenta al escoger un asesor de crédito. Tenga cuidado con las organizaciones que ofrecen solucionar su situación crediticia o que piden que pague un cargo para sacarlo de la deuda fácilmente.

Deuda

Contáctenos

Llame al 800-BANK-BBT

(800-226-5228).

Sucursales