Piense en una tarjeta de débito prepagada

Una tarjeta de débito prepagada recargable ofrece una alternativa inteligente para administrar sus finanzas. Es más segura que el dinero en efectivo, no requiere verificación de solvencia, compromiso a largo plazo o experiencia previa con servicios bancarios.

Con ella puede pagar facturas por Internet, comprar en línea y en tiendas, y hasta retirar dinero.

Como solo puede gastar los fondos disponibles, no deberá preocuparse por cargos por sobregiro o por fondos insuficientes.

Una tarjeta de débito prepagada es ideal para cualquier persona que desea tener los beneficios de una cuenta de cheques en una práctica tarjeta.

  • Clientes preocupados por el presupuesto que desean limitar sus gastos
  • Padres que le enseñan a sus hijos adolescentes a administrar el dinero
  • Estudiantes listos para adquirir responsabilidad financiera
  • Viajeros que hacen compras sin cheques de viajero o dinero en efectivo
  • Parejas que están aprendiendo a combinar el ingreso y los gastos

Las tarjetas de débito prepagadas recargables están disponible en bancos seleccionados y varios minoristas importantes. Puede agregar fondos a su tarjeta de manera práctica en sucursales minoristas, cajeros automáticos y centros financieros, y acceder a sus fondos por Internet las 24 horas del día, los siete días de la semana. Varias tarjetas ofrecen depósito directo, que es la forma más rápida y conveniente de asegurarse de que los fondos estén disponibles el día de pago. Además, evitará las complicaciones y el alto costo de los servicios para cobrar los cheques. La mayoría de las tarjetas brindan protección contra pérdidas, por lo tanto, si pierde o le roban su tarjeta, o el número de su cuenta es usado por otra persona, se le reembolsará el 100 % de cualquier transacción realizada sin autorización.

¿Sabía usted?

¡Puede obtener su devolución de impuestos más rápido! Haga que su devolución se deposite directamente en su tarjeta de débito prepagada.

Las tarjetas de débito prepagadas son una excelente manera para enseñar a adolescentes y estudiantes universitarios a administrar el dinero sin correr el riesgo de acumular deudas. Puede realizar depósitos o transferir fondos rápidamente, controlar los gastos y más a través de Banca por Internet y la banca móvil. En lugar de enviar dinero en efectivo, puede agregar fondos a la tarjeta prepagada y de esta manera sus hijos adolescentes podrán comprar libros, alimentos, combustible e incluso retirar dinero. Y lo mejor de todo... no hay riesgo de incurrir en gastos excesivos.

La próxima vez que planifique sus vacaciones, tenga en cuenta la posibilidad de adquirir una tarjeta de débito. La puede usar en cualquier lugar donde se acepta las tarjetas de crédito más reconocidas y, a diferencia del dinero en efectivo, está protegida contra pérdidas. Muchas tarjetas también ofrecen un 100% de reembolso en caso de compras realizadas sin autorización.

Tenga en cuenta que hay cargos asociados a las tarjetas de débito prepagadas. Por lo tanto, compare las tarjetas y las compañías emisoras para ver cuál se adapta mejor a su presupuesto.

Adultos jóvenes

Contáctenos

Llame al 800-BANK-BBT

(800-226-5228).

Sucursales