8 consejos para que el momento de presentar la declaración de impuestos sea un poco más fácil

Presentar la declaración impositiva de su empresa puede ser abrumador. Como propietario de una pequeña empresa, su tiempo es muy valioso, por eso es útil prepararse con anticipación. Aquí le mostramos ocho consejos para simplificar el proceso.

1. Contrate un contador público certificado de confianza

Hable con sus amigos u otros propietarios de empresas para encontrar un contador público certificado de confianza en su zona. Un contador tiene la experiencia para aprovechar al máximo las deducciones de impuestos de su empresa y respaldar sus esfuerzos como propietario de empresa. Tendrá que gastar dinero, pero a largo plazo vale la pena cada centavo.

2. Lleve un registro detallado

Es fundamental que sus informes financieros sean precisos y estén actualizados con regularidad. No espere hasta último momento para sacar esa pila de recibos e intentar entender de dónde vienen, tal vez se pierda algo en el camino. Tómese un tiempo cada mes para organizar los recibos y revisar su resultado final. Una excelente forma de estar al tanto de sus informes es usar un programa de software en línea, como Quicken® o QuickBooks®.

3. Separe los registros personales y empresariales

Los registros detallados son fundamentales, pero también debe separar sus registros financieros personales y empresariales. Si los registros se mezclan, podrían provocar grandes problemas para su empresa con el transcurso del tiempo. Hable con su contador sobre cómo mantener el flujo de caja de su empresa y controle sus gastos personales. Tal vez tenga que modificar y crear una estrategia nueva cada año.

4. Haga su presentación lo antes posible

No hay nada peor que el estrés que provoca la fecha límite de presentación de la declaración impositiva, ya sea electrónica o por correo. El mejor consejo es hacer la presentación con anticipación: reúnase con su contador a fin de año o en enero para comenzar el proceso. Incluso puede recibir su reembolso de impuestos (si corresponde) con anterioridad e invertirlo en su empresa (o en usted mismo) más rápido.

5. Difiera los ingresos al año siguiente

Si fuera necesario (de acuerdo con el consejo de su contador), tal vez pueda diferir los ingresos hasta después del 1 de enero, ya sea facturando a un cliente con posterioridad o demorando el depósito de un cheque. Dependiendo de su margen de ingresos, diferirlos puede ser una buena medida y podría ahorrarle una cantidad significativa de dinero.

6. Haga compras a fin de año

Algunas veces, puede ser una buena idea que su empresa compre productos como una forma de maximizar sus deducciones. Por ejemplo, ¿necesita actualizar sus computadoras o comprar suministros? ¿Cómo está su inventario? Hable con su contados para hacer las compras adecuadas en el momento adecuado para aprovechar al máximo las deducciones de impuestos y otros beneficios.

7. Contribuya con su jubilación

La mayoría de los propietarios de pequeñas empresas no contribuyen con regularidad con su propio plan de jubilación, si es que tienen uno. Si tiene un plan de jubilación, es importante que haga las contribuciones correspondientes antes del 31 de diciembre para aprovechar al máximo sus beneficios impositivos. Si todavía no creó una cuenta de jubilación, consulte con su asesor financiero para determinar cuál es el mejor plan para usted y su empresa.

8. Haga donaciones a una organización o causa de beneficencia

Puede aprovechar una deducción de impuestos al hacer donaciones a una organización o causa de beneficencia. No tiene que donar dinero, puede donar equipos u otros elementos de la empresa. La clave es que haga donaciones con regularidad. Tal vez, pueda adoptar una escuela local y donar papel todos los meses o patrocinar un evento local o equipo deportivo. No solo podría lograr una posible deducción de impuestos, sino que le dará una reputación positiva a su empresa. Simplemente procure guardar todos los recibos y llevar el registro de sus donaciones.

Conclusión

El momento de presentar la declaración de impuesto no tiene que ser estresante si está preparado. Si sigue estos consejos, verá que la preparación a lo largo del año también le ofrece otros beneficios.

¿Necesita más perspectivas empresariales?

¿Está listo para comenzar a explorar?

Solo los productos de depósito están asegurados por la FDIC.

La información provista no constituye asesoramiento legal, impositivo o financiero. BB&T espera que esta información le haya resultado útil pero no puede garantizar que sea precisa, actualizada o apropiada para su situación particular. Debe consultar con un abogado o un asesor financiero calificados para entender cómo se aplica la ley a su situación económica particular o para obtener información financiera específica de su situación personal o comercial.

Intuit®, Quicken® y QuickBooks® son marcas registradas de Intuit Inc. Banca por Internet de BB&T, a la cual se puede acceder a través del software Quicken y QuickBooks de Intuit, es propiedad de BB&T, no de Intuit.

Branch Banking and Trust Company es Miembro de FDIC.